8M: determinación contra la desigualdad

Estamos de nuevo a punto de celebrar el Día Internacional de la Mujer y de nuevo recordaremos todo el camino nos falta por recorrer para alcanzar la iguladad real. Como cada año, saldremos a la calle para reclamar la urgente necesidad de erradicar las desigualdades entre hombres y mujeres que todavía hoy perduran en nuestra sociedad. En Sant Joan Despí lo haremos este año además poniendo en evidencia discriminaciones que tenemos bien arraigadas: la brecha salarial, el techo de cristal, la feminización y masculinización laboral…  Para hacerles frente, todos y todas hemos ser determinantes.

Y hemos ser igual de determinantes a la hora de frenar la lacra de la violencia machista y no ser pasivos ante la sospecha de un caso de violencia a las mujeres. Una tragedia que hemos tenido la desgracia de vivir en casa, en nuestra ciudad, el pasado 28 de enero. Sentimos en primera persona la indignación, el dolor… pero también la solidaridad y la fuerza de una sociedad que, en su mayoría, quiere acabar con esta maldad que continúa incrementando la lista de mujeres asesinadas (y maltratadas, física y psicológicamente).

Hace muchos años que en Sant Joan Despí llevamos a cabo acciones para atender a las víctimas y tratar de cambiar esta tendencia, pero está visto que no es suficiente. De hecho, por eso el antiguo Plan de Igualdad ha evolucionado hacia el nuevo Plan de Equidad del que informava en el Boletín del mes pasado; porque ya éramos conscientes de que hace falta más determinación. Y la realidad, tozuda, nos lo ha recordado con el asesinato de nuestra vecina. El Ayuntamiento estuvo desde el primer momento junto a la familia, decretó tres días de duelo, convocó una concentración de protesta, celebró un Pleno extraordinario con la aprobación unitaria de un manifiesto de condena… y también anunció que se personará como acusación en el juicio contra el presunto asesino de esta mujer santjoanenca. Pero nada de esto nos devolverá a nuestra vecina. Ni un paso atrás. Queremos vivas.