Reiniciamos la ciudad y ayudamos a las personas

La ciudad despierta poco a poco a la ‘nueva normalidad’ en la que no debemos perder de vista que aún estamos superando una emergencia sanitaria que sigue necesitando de la responsabilidad de todos. Esta pandemia ha abierto heridas importantes en nuestra sociedad: miles de personas han perdido la vida o han sido afectadas por este coronavirus que ha puesto el mundo del revés. Debemos mantener vivo su recuerdo y seguir atendiendo a las personas afectadas al igual que estos días también hemos estado junto al personal sanitario y asistencial, cuerpos de emergencias, de seguridad, etc. que han hecho una tarea ingente.

Durante las primeras semanas de confinamiento, hemos dedicado todo nuestro tiempo y esfuerzo a atender las urgentes necesidades que día a día se producían en Sant Joan Despí: llamando a miles de personas mayores que viven solas, llevando a domicilio comida y medicamentos, repartiendo ayudas de comedor… atendiendo, en definitiva, las necesidades de los más vulnerables y de las personas que han parado el primer golpe de la pandemia desde primera línea. A todos y todas, en nombre de la ciudad, mi enorme agradecimiento.

Ahora toca mirar adelante, porque esta crisis sanitaria deja un reguero de consecuencias sociales y económicas que nos obligan a actuar de manera inmediata y con medidas extraordinarias y urgentes para disminuir el impacto de la paralización de la actividad que ha supuesto el estado de alarma, por otra parte, necesario. Urge una reconstrucción valiente y decidida del tejido comercial y empresarial, con ayudas directas y sin olvidar al colectivo de personas vulnerables. Por ello, hemos aprobado el plan ‘Reiniciamos Sant Joan Despí’ que destinará 1,6 millones de euros a acciones concretas y directas, como la financiació de la contratación de personas para el sector del comercio; ayudas económicas para hacer frente a gastos generales o inversiones, etc.

Ahora toca reiniciar la ciudad, y ¡lo haremos con más fuerza que nunca!