Autor: admin

Navidad con vistas al futuro

A las puertas de Navidad y Reyes, todo el mundo piensa en la excepcionalidad de este año. Serán unas fiestas diferentes, pero en Sant Joan Despí queremos mantener viva la ilusión propia de estos días, especialmente en cuanto a los más pequeños se refiere. Todo, sin embargo, con el convencimiento de que lo mejor para todos y todas es seguir las recomendaciones sanitarias: este año toca ser pocos en la mesa, preferiblemente cada uno en su casa y hacer las felicitaciones con el móvil. Por eso nuestro esfuerzo se centra en la llegada de los Reyes Magos a la ciudad y en este sentido estamos trabajando intensamente con el Astrólogo Sadurní para que el niños de la ciudad puedan enviar la carta y ver a los Reyes Magos.

También queremos que la ciudad respire aire navideño. Las luces y los árboles iluminados hace días que nos acompañan en los ejes comerciales y otros puntos de los diferentes barrios, para recordarnos que, a pesar de la falta de actividad social, todos y todas hacemos la Navidad santjonenca. Y la hacemos, por ejemplo, comprando todo lo necesario en nuestro comercio urbano y utilizando la tarjeta monedero que hemos puesto a su disposición y que, con un coste de 70 €, permite gastar 100.

Nosotros, desde el Ayuntamiento, ya hemos escrito nuestra carta a los Reyes, en forma de presupuesto municipal. Este año lo hemos aprobado antes que nunca, para garantizar que desde el primer día de 2021 podremos hacer frente a todas aquellas necesidades que la situación actual nos requiera. Es un presupuesto de 57,8 millones de euros para garantizar la atención a la ciudadanía, capaz de adaptarse y dar respuestas cuando sea necesario, sobre todo a las personas más vulnerables, pero manteniendo nuestras políticas y proyectos para un Sant Joan Despí de oportunidades, sostenible e igualitario.

Felices fiestas a todos y todas, más que nunca!

Actuamos para ayudar al comercio

En condiciones normales, en estas fechas estaríamos hablando de Fira Despí, la gran fiesta anual del comercio local. Como es evidente, este año la pandemia hace imposible la celebración de la muestra comercial, que saca a la calle miles de personas. Pero este año la necesidad de promocionar y ayudar a nuestras tiendas y establecimientos es más urgente que nunca. Y por ello, dentro del Plan de reactivación social y económica Reiniciem Sant Joan Despí, desde el Ayuntamiento seguimos llevando a cabo acciones para ayudar al comercio de proximidad.

A las líneas de subvenciones de ayuda a comercios y servicios de Sant Joan Despí –aportaciones a fondo perdido y ayudas a la contratación– presentamos ahora una intensa campaña de promoción del comercio, un conjunto de acciones destinadas a reforzar la visibilidad de los establecimientos, posicionarlos como la mejor opción entre la ciudadanía y, al mismo tiempo, incentivar las compras y el consumo en el comercio de proximidad.
Entre las acciones previstas, ya os puedo adelantar que este mismo mes de octubre destinaremos 4.000 euros a premiar las compras en el comercio de proximidad en el entorno de la fiesta de la castañada, con un total de 300 premios. Será el inicio de una serie de acciones que se irán sucediendo en el tiempo, desde ahora y hasta pasada la Navidad: nuevo directorio comercial, campaña rasca-rasca con más de 5.000 premios escondidos, iluminación y ambientación navideña en la calle o la edición de una tarjeta monedero, que sumará dinero aportado directamente por el Ayuntamiento al gasto de los consumidores.

Preservamos la actividad comercial de Sant Joan Despí, un objetivo necesario que seguro compartimos.

Rentrée, movilidad y COVID-19

EL FAR DEL LLOBREGAT, 25 de septiembre de 2020

en calidad de vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB)

La COVID-19 nos ha trastocado en todos los ámbitos. Aparte de pa­ralizar temporalmente el mundo y generar una grave crisis sanitaria, social y económica, ha supuesto un punto de inflexión y un cambio obligado de hábitos.

Una situación extraordinaria que ha requerido de medidas extraordinarias. También en la movilidad y el transporte público de la metrópolis de Barcelona, un ámbito que ya estaba en pleno proceso de transformación por la emergencia climática.

Desde el decreto del Estado de Alarma, en el AMB hemos trabajado, de forma coordinada con el resto de admi­nistraciones y operadores de transporte, para hacer frente común a este enemigo invisible y lograr un objetivo claro: proteger a los usuarios, a nuestro personal (chóferes, trabajadores, etc.) y, en ge­neral, a toda la ciudadanía.

Ahora, en la rentrée de septiembre, con la vuelta a los colegios y al trabajo, el transporte público metropolitano, como son el Bus Metropolitano y el Metro, tiene en servicio toda la flota existente. También hemos reforzado aquellas líneas más congestionadas en las horas punta, para facilitar la distribución de los pasajeros.

Las medidas de higienización y limpieza y la colocación de mamparas, de las que fuimos pioneros, han sido dos factores esenciales para ofrecer un transporte público seguro. Estas decisiones han facilitado a nuestros operadores obtener la correspondiente certificación que avala el cumplimiento de sus protocolos de actuación ante la COVID-19.

Pero solos no lo lograremos. Es im­prescindible que los usuarios recuerden el uso permanente y correcto de la masca­rilla y la higiene de manos. También seguimos necesitando que usuarios y empresas nos ayuden a evitar la generación de horas punta en el transporte público. La flexibilización del horario de la actividad laboral y de la enseñanza y el teletrabajo son claves.

Favorecemos la salud, la educación y la economía

Iniciamos estos días el curso escolar más extraño y diferente que se recuerda. Desde el Ayuntamiento, el objetivo principal es, sobre todo, tratar de preservar la salud de la ciudadanía de manera compatible con el desarrollo del curso escolar y el mantenimiento y recuperación de nuestra actividad económica. Por ello, la corresponsabilidad de todos es fundamental a la hora de evitar contagios y rebrotes. Nosotros seguimos actuando en todos estos frentes, dando apoyo a las escuelas, garantizando la seguridad e higiene en los servicios municipales y desarrollando el plan local de recuperación económica.

Durante el verano hemos hecho un buen número de obras de mantenimiento y mejora de los edificios escolares y tenemos establecido un escrupuloso protocolo de limpieza y desinfección de los equipamientos educativos, entre otras acciones.

También dentro del ámbito de la salud, estamos colaborando con el Departament de Salut en la ampliación del Hospital de Sant Joan Despí Moisès Broggi, que tendrá un nuevo edificio. El Ayuntamiento no cobrará la licencia de obras y facilitará su construcción para que el proyecto sea una realidad lo antes posible.

En el ámbito económico, el Plan Reiniciem Sant Joan Despí ya ha empezado a entregar las primeras subvenciones a comercios y servicios de la ciudad y ahora acaba de abrir una nueva convocatoria para otorgar ayudas en material escolar a las familias (a través de las AMPA) y subvenciones para la movilidad a los jóvenes de nuestra ciudad que cursan estudios superiores.

Todo ello, siempre tratando de alterar lo menos posible los muchos servicios y actividades que ofrece nuestro Ayuntamiento y que este curso aplican todas las medidas de distancia, higiene y seguridad necesarias.

Reiniciamos la ciudad y ayudamos a las personas

La ciudad despierta poco a poco a la ‘nueva normalidad’ en la que no debemos perder de vista que aún estamos superando una emergencia sanitaria que sigue necesitando de la responsabilidad de todos. Esta pandemia ha abierto heridas importantes en nuestra sociedad: miles de personas han perdido la vida o han sido afectadas por este coronavirus que ha puesto el mundo del revés. Debemos mantener vivo su recuerdo y seguir atendiendo a las personas afectadas al igual que estos días también hemos estado junto al personal sanitario y asistencial, cuerpos de emergencias, de seguridad, etc. que han hecho una tarea ingente.

Durante las primeras semanas de confinamiento, hemos dedicado todo nuestro tiempo y esfuerzo a atender las urgentes necesidades que día a día se producían en Sant Joan Despí: llamando a miles de personas mayores que viven solas, llevando a domicilio comida y medicamentos, repartiendo ayudas de comedor… atendiendo, en definitiva, las necesidades de los más vulnerables y de las personas que han parado el primer golpe de la pandemia desde primera línea. A todos y todas, en nombre de la ciudad, mi enorme agradecimiento.

Ahora toca mirar adelante, porque esta crisis sanitaria deja un reguero de consecuencias sociales y económicas que nos obligan a actuar de manera inmediata y con medidas extraordinarias y urgentes para disminuir el impacto de la paralización de la actividad que ha supuesto el estado de alarma, por otra parte, necesario. Urge una reconstrucción valiente y decidida del tejido comercial y empresarial, con ayudas directas y sin olvidar al colectivo de personas vulnerables. Por ello, hemos aprobado el plan ‘Reiniciamos Sant Joan Despí’ que destinará 1,6 millones de euros a acciones concretas y directas, como la financiació de la contratación de personas para el sector del comercio; ayudas económicas para hacer frente a gastos generales o inversiones, etc.

Ahora toca reiniciar la ciudad, y ¡lo haremos con más fuerza que nunca!