Categoría: Opinión

Nos seguiremos encontrando por las calles de la ciudad!

En 2006 prometí por primera vez el cargo de alcalde de mi ciudad; cogí el relevo de los alcaldes Carles Riba y Eduard Alonso, los dos alcaldes de la nueva etapa democrática, que tuvieron que trabajar a fondo para construir una ciudad digna, donde todo estaba por hacer. Recuerdo que de pequeño, cuando vivía en el barrio de Les Planes, tenía que ir a la escuela a Cornellà porque nosotros no teníamos colegios, ni parques, ni polideportivos, ni campos de fútbol, ​​ni bibliotecas, ni centros cívicos, ni transporte público, con calles sin asfaltar, que vivía de espaldas al río, y que cuando llovía los bajos del barrio Centre se inundaban… Una ciudad gris y triste, a la cola de la mayoría de ciudades del entorno, fruto de la peor especulación del franquismo.

Entre todos y todas hemos sido capaces de darle la vuelta. Hoy Sant Joan Despí es una ciudad con color, con contenido, con valores de ciudadanía, de la que nos sentimos orgullosos; una ciudad deseada para venir a vivir.
Como sabéis, el pasado mes de mayo fui elegido senador por el Parlament de Catalunya, lo que me supone estar varios días de la semana en Madrid por la dedicación que requiere el cargo.

A lo largo de estos meses y ahora que estamos saliendo de la pandemia, he podido constatar que esto me representa no poder estar al cien por cien pendiente del día a día de nuestra ciudad como siempre he estado. Hasta ahora lo he ido compaginando gracias al buen equipo político y técnico municipal, que ha coordinado con acierto la primera Tenienta de Alcaldía, Belén García.

Por este motivo, he tomado la decisión de renunciar al cargo de alcalde de Sant Joan Despí, teniendo en cuenta el interés colectivo. Nuestra ciudad requiere de la máxima dedicación, sin limitación de tiempo. Como pueden imaginar, ha sido una decisión bien meditada. Tenemos la suerte de contar con un equipo de gobierno municipal fuerte, cohesionado y preparado para afrontar los retos de nuestra ciudad. Estoy convencido de que la Alcaldía quedará en buenas manos, en las mejores manos para un futuro de prosperidad y oportunidades para todos y para todas.
Pienso con humildad que hoy tenemos un Sant Joan Despí con calidad de vida; que defiende la igualdad, la cultura, la educación y el deporte; sostenible; con buen transporte público; y con un espacio público ordenado. En definitiva, una ciudad para vivir y sin que nadie quede atrás. Este es un trabajo de equipo, pero también de muchos ciudadanos como tú, que han colaborado con cariño con nuestro municipio para tener una de las mejores ciudades.

Desde 2006, he tenido la suerte de trabajar como alcalde para plasmar la idea de ciudad que yo tenía, en la que todas y todos se sintieran cómodos y con la máxima calidad de vida.

El próximo 30 de septiembre, en el pleno municipal pondré fin a esta etapa de alcalde y seguiré al servicio de la ciudad con otras funciones, así como en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) como vicepresidente de Movilidad y Transporte.
Quiero agradecer de todo corazón a toda la ciudadanía su colaboración y el afecto que me habéis expresado durante estos años. El éxito colectivo de nuestra ciudad hoy también es suyo.

¡Nos seguiremos encontrando por las calles de Sant Joan Despí!

Dos años de gestión eficaz

En junio de 2019 comenzó un nuevo mandato municipal. Han sido dos años de trabajo intenso muy marcados, desgraciadamente, por la pandemia de la Covid-19, que ha alterado las vidas de todos y todas. Una pandemia que se ha llevado la vida de vecinos y vecinas de nuestra ciudad, que tenemos muy presentes en nuestro recuerdo. Ante la crisis sanitaria, la prioridad del Ayuntamiento ha sido siempre proteger a las personas y hemos destinado los recursos disponibles para atender las necesidades urgentes, tomando medidas para frenar la propagación del virus y actuando para paliar las consecuencias sociales y económicas que ha comportado la pandemia mediante el Plan Reiniciem.

Paralelamente, no hemos dejado de trabajar para cumplir el programa electoral con el que nos presentamos a las elecciones municipales. La lucha contra la desigualdades, la cohesión social y el desarrollo de Sant Joan Despí han sido los ejes que marcan nuestra gestión. Planes de empleo que han permitido contratar 300 personas; la apertura del parque Marta Mata y el desarrollo el espacio público apostando por la lucha contra el cambio climático y la movilidad sostenible; la entrada en servicio del Centre de Gent Gran Cirerers; la continuada política de vivienda con pisos de alquiler o la expropiación del edificio inacabado de la av. Fontsanta donde haremos 115 viviendas protegidas, son sólo algunos ejemplos.

Ahora, después de una Fiesta Mayor que, a pesar de las limitaciones, ha sido un éxito de participación, comenzamos la segunda parte del mandato con más proyectos para seguir mejorando Sant Joan Despí.

Sin bajar la guardia

El fin del estado de alarma y el avance en el proceso de vacunación parece que invitan a cierto optimismo en relación a la pandemia de la Covid-19. Esto no significa bajar la guardia, ni mucho menos –sólo hay que seguir los datos de personas ingresadas, por cierto, cada vez más jóvenes– pero sí permite ir recuperando cierta actividad. Con esta premisa, la ciudad empieza a latir tímidamente. La celebración del pasado Sant Jordi, la normalización de las competiciones y actividades deportivas y algunas nuevas propuestas de actividades al aire libre marcan un camino sobre el que esperamos no tengamos que retroceder. La próxima Fiesta Mayor o las actividades de verano para niños y jóvenes (este año incorporando oferta de actividades de verano municipales) serán un nuevo paso adelante en este recorrido.

El Ayuntamiento de Sant Joan Despí continúa siguiendo de cerca la evolución de la situación sanitaria en la ciudad, tomando las medidas de seguridad necesarias y colaborando con el Departamento de Salud, como por ejemplo, poniendo a su disposición dos equipamientos municipales (centros Cirerers y Mercè Rodoreda) como puntos de vacunación.
También quería hacer referencia a mi elección como senador autonómico por el Parlament de Catalunya. Es un honor poder representar a la Generalitat en la Cámara Alta y trabajar por la ciudadanía de nuestro territorio, con la experiencia adquirida y siempre con los valores progresistas, de igualdad y de justicia social que me acompañan desde el inicio de mi trayectoria política. Por primera vez, Sant Joan Despí y el Baix Llobregat tendrán voz en las Cortes Generales del Estado.

La ciudad la hacemos entre todas y todos

Sant Joan Despí es una ciudad en constante transformación. La evolución del municipio en las últimas décadas es una evidencia al constatar el nivel de servicios públicos, la gran cantidad de equipamientos municipales, la apuesta decidida por las zonas verdes y la sostenibilidad, etc. Todo esto ha ido paralelo al no menos importante desarrollo experimentado por la sociedad civil sanjoanenca: entidades, asociaciones e iniciativas ciudadanas de diverso índole se han ido multiplicando, aportando el combustible necesario para que, junto con la gestión municipal, Sant Joan Despí se convierta en lo que es hoy en día.

La participación del tejido social siempre ha sido clave en la evolución de la ciudad. Desde el gobierno municipal no hemos dejado de trabajar de la mano de la ciudadanía, escuchando y valorando sus aportaciones. Así lo seguimos haciendo, ahora además incorporando nuevas herramientas de participación ciudadana gracias a la tecnología. El recientemente aprobado Plan de Actuación Municipal y ahora el proceso que iniciamos de Presupuestos Participativos permiten al ciudadano dar su opinión y aportar ideas de forma fácil y efectiva, y, además, poder seguir y todo el proceso en sus diferentes estapas.

Con esta garantía de transparencia ponemos en marcha un procedimiento abierto para decidir entre todos y todas el destino de 600.000 euros del capítulo de inversiones del Ayuntamiento en los próximos tres años. Ahora es el momento de hacer aportaciones para mejorar su barrio o la ciudad en general. En este número de El Butlletí le explicamos cómo hacerlo. Espero sus aportaciones.

La ciudad no se para

La lucha contra la pandemia sigue siendo una prioridad, pero no debe ser la excusa para desatender el resto de obligaciones que tenemos como gobierno municipal. Evidentemente, el foco lo ponemos en hacer frente a los efectos de la COVID-19 en nuestra ciudad. Afortunadamente, la equilibrada gestión económica llevada a cabo por este Ayuntamiento en los últimos años nos permite, por un lado, poder hacer frente a las necesidades derivadas de la pandemia y, por otro, continuar con una política de mantenimiento y mejoras en los barrios.

Tener el espacio público de Sant Joan Despí en buenas condiciones es fundamental para nosotros. No por una cuestión puramente estética, sinó porque el espacio común de convivencia es lo que nos permite relacionarnos, desplazarnos, trabajar, hacer deporte, que jueguen los niños y niñas… un buen mantenimiento de calles, jardines, plazas etc. hace posible tener una ciudad cuidada donde se viva mejor. Es un trabajo constante y muchas veces pasa un tanto desapercibido. En relación a ello, en este número del Butlletí encontrará diferentes ejemplos.
Ahora lo que hay que hacer es continuar firmes para frenar la expansión del virus. En este sentido, la vacunación es fundamental. Desde el Ayuntamiento estamos vigilantes y seguimos de cerca el desarrollo de la distribución de las vacunas entre los diferentes colectivos, según el calendario establecido. Por otra parte, quiero destacar también el papel de los laboratorios Reig Jofre de Sant Joan Despí que, gracias a la apuesta que han hecho por sus instalaciones en nuestra ciudad, fabricarán millones de dosis de la nueva vacuna de Janssen para en todo el mundo.

Esperando y deseando que la vacunación avance con la máxima celeridad posible, no debemos dejar de aplicar de manera estricta las acciones de protección: distancia, manos, mascarilla, ventilación y reducción de la actividad social.