Categoría: Opinión

Sin bajar la guardia

El fin del estado de alarma y el avance en el proceso de vacunación parece que invitan a cierto optimismo en relación a la pandemia de la Covid-19. Esto no significa bajar la guardia, ni mucho menos –sólo hay que seguir los datos de personas ingresadas, por cierto, cada vez más jóvenes– pero sí permite ir recuperando cierta actividad. Con esta premisa, la ciudad empieza a latir tímidamente. La celebración del pasado Sant Jordi, la normalización de las competiciones y actividades deportivas y algunas nuevas propuestas de actividades al aire libre marcan un camino sobre el que esperamos no tengamos que retroceder. La próxima Fiesta Mayor o las actividades de verano para niños y jóvenes (este año incorporando oferta de actividades de verano municipales) serán un nuevo paso adelante en este recorrido.

El Ayuntamiento de Sant Joan Despí continúa siguiendo de cerca la evolución de la situación sanitaria en la ciudad, tomando las medidas de seguridad necesarias y colaborando con el Departamento de Salud, como por ejemplo, poniendo a su disposición dos equipamientos municipales (centros Cirerers y Mercè Rodoreda) como puntos de vacunación.
También quería hacer referencia a mi elección como senador autonómico por el Parlament de Catalunya. Es un honor poder representar a la Generalitat en la Cámara Alta y trabajar por la ciudadanía de nuestro territorio, con la experiencia adquirida y siempre con los valores progresistas, de igualdad y de justicia social que me acompañan desde el inicio de mi trayectoria política. Por primera vez, Sant Joan Despí y el Baix Llobregat tendrán voz en las Cortes Generales del Estado.

La ciudad la hacemos entre todas y todos

Sant Joan Despí es una ciudad en constante transformación. La evolución del municipio en las últimas décadas es una evidencia al constatar el nivel de servicios públicos, la gran cantidad de equipamientos municipales, la apuesta decidida por las zonas verdes y la sostenibilidad, etc. Todo esto ha ido paralelo al no menos importante desarrollo experimentado por la sociedad civil sanjoanenca: entidades, asociaciones e iniciativas ciudadanas de diverso índole se han ido multiplicando, aportando el combustible necesario para que, junto con la gestión municipal, Sant Joan Despí se convierta en lo que es hoy en día.

La participación del tejido social siempre ha sido clave en la evolución de la ciudad. Desde el gobierno municipal no hemos dejado de trabajar de la mano de la ciudadanía, escuchando y valorando sus aportaciones. Así lo seguimos haciendo, ahora además incorporando nuevas herramientas de participación ciudadana gracias a la tecnología. El recientemente aprobado Plan de Actuación Municipal y ahora el proceso que iniciamos de Presupuestos Participativos permiten al ciudadano dar su opinión y aportar ideas de forma fácil y efectiva, y, además, poder seguir y todo el proceso en sus diferentes estapas.

Con esta garantía de transparencia ponemos en marcha un procedimiento abierto para decidir entre todos y todas el destino de 600.000 euros del capítulo de inversiones del Ayuntamiento en los próximos tres años. Ahora es el momento de hacer aportaciones para mejorar su barrio o la ciudad en general. En este número de El Butlletí le explicamos cómo hacerlo. Espero sus aportaciones.

La ciudad no se para

La lucha contra la pandemia sigue siendo una prioridad, pero no debe ser la excusa para desatender el resto de obligaciones que tenemos como gobierno municipal. Evidentemente, el foco lo ponemos en hacer frente a los efectos de la COVID-19 en nuestra ciudad. Afortunadamente, la equilibrada gestión económica llevada a cabo por este Ayuntamiento en los últimos años nos permite, por un lado, poder hacer frente a las necesidades derivadas de la pandemia y, por otro, continuar con una política de mantenimiento y mejoras en los barrios.

Tener el espacio público de Sant Joan Despí en buenas condiciones es fundamental para nosotros. No por una cuestión puramente estética, sinó porque el espacio común de convivencia es lo que nos permite relacionarnos, desplazarnos, trabajar, hacer deporte, que jueguen los niños y niñas… un buen mantenimiento de calles, jardines, plazas etc. hace posible tener una ciudad cuidada donde se viva mejor. Es un trabajo constante y muchas veces pasa un tanto desapercibido. En relación a ello, en este número del Butlletí encontrará diferentes ejemplos.
Ahora lo que hay que hacer es continuar firmes para frenar la expansión del virus. En este sentido, la vacunación es fundamental. Desde el Ayuntamiento estamos vigilantes y seguimos de cerca el desarrollo de la distribución de las vacunas entre los diferentes colectivos, según el calendario establecido. Por otra parte, quiero destacar también el papel de los laboratorios Reig Jofre de Sant Joan Despí que, gracias a la apuesta que han hecho por sus instalaciones en nuestra ciudad, fabricarán millones de dosis de la nueva vacuna de Janssen para en todo el mundo.

Esperando y deseando que la vacunación avance con la máxima celeridad posible, no debemos dejar de aplicar de manera estricta las acciones de protección: distancia, manos, mascarilla, ventilación y reducción de la actividad social.

Navidad con vistas al futuro

A las puertas de Navidad y Reyes, todo el mundo piensa en la excepcionalidad de este año. Serán unas fiestas diferentes, pero en Sant Joan Despí queremos mantener viva la ilusión propia de estos días, especialmente en cuanto a los más pequeños se refiere. Todo, sin embargo, con el convencimiento de que lo mejor para todos y todas es seguir las recomendaciones sanitarias: este año toca ser pocos en la mesa, preferiblemente cada uno en su casa y hacer las felicitaciones con el móvil. Por eso nuestro esfuerzo se centra en la llegada de los Reyes Magos a la ciudad y en este sentido estamos trabajando intensamente con el Astrólogo Sadurní para que el niños de la ciudad puedan enviar la carta y ver a los Reyes Magos.

También queremos que la ciudad respire aire navideño. Las luces y los árboles iluminados hace días que nos acompañan en los ejes comerciales y otros puntos de los diferentes barrios, para recordarnos que, a pesar de la falta de actividad social, todos y todas hacemos la Navidad santjonenca. Y la hacemos, por ejemplo, comprando todo lo necesario en nuestro comercio urbano y utilizando la tarjeta monedero que hemos puesto a su disposición y que, con un coste de 70 €, permite gastar 100.

Nosotros, desde el Ayuntamiento, ya hemos escrito nuestra carta a los Reyes, en forma de presupuesto municipal. Este año lo hemos aprobado antes que nunca, para garantizar que desde el primer día de 2021 podremos hacer frente a todas aquellas necesidades que la situación actual nos requiera. Es un presupuesto de 57,8 millones de euros para garantizar la atención a la ciudadanía, capaz de adaptarse y dar respuestas cuando sea necesario, sobre todo a las personas más vulnerables, pero manteniendo nuestras políticas y proyectos para un Sant Joan Despí de oportunidades, sostenible e igualitario.

Felices fiestas a todos y todas, más que nunca!

Actuamos para ayudar al comercio

En condiciones normales, en estas fechas estaríamos hablando de Fira Despí, la gran fiesta anual del comercio local. Como es evidente, este año la pandemia hace imposible la celebración de la muestra comercial, que saca a la calle miles de personas. Pero este año la necesidad de promocionar y ayudar a nuestras tiendas y establecimientos es más urgente que nunca. Y por ello, dentro del Plan de reactivación social y económica Reiniciem Sant Joan Despí, desde el Ayuntamiento seguimos llevando a cabo acciones para ayudar al comercio de proximidad.

A las líneas de subvenciones de ayuda a comercios y servicios de Sant Joan Despí –aportaciones a fondo perdido y ayudas a la contratación– presentamos ahora una intensa campaña de promoción del comercio, un conjunto de acciones destinadas a reforzar la visibilidad de los establecimientos, posicionarlos como la mejor opción entre la ciudadanía y, al mismo tiempo, incentivar las compras y el consumo en el comercio de proximidad.
Entre las acciones previstas, ya os puedo adelantar que este mismo mes de octubre destinaremos 4.000 euros a premiar las compras en el comercio de proximidad en el entorno de la fiesta de la castañada, con un total de 300 premios. Será el inicio de una serie de acciones que se irán sucediendo en el tiempo, desde ahora y hasta pasada la Navidad: nuevo directorio comercial, campaña rasca-rasca con más de 5.000 premios escondidos, iluminación y ambientación navideña en la calle o la edición de una tarjeta monedero, que sumará dinero aportado directamente por el Ayuntamiento al gasto de los consumidores.

Preservamos la actividad comercial de Sant Joan Despí, un objetivo necesario que seguro compartimos.